‘Un tipo serio’, de Joel & Ethan Coen

1 02 2010

Los hermanos Coen siempre han sabido hacer un cine personal, con un sello propio rápidamente identificable. Si bien es cierto que a lo largo de más de tres décadas nos han regalado varios clásicos (‘El hombre que sabía demasiado’, ‘Fargo’, ‘El gran Lebowski’, ‘Sangre fácil’…), en los últimos años han flojeado bastante y han coqueteado con un cine más comercial, perdiendo por el camino parte de su identidad.

En esta ocasión, ‘Un tipo serio’ no tiene a ningún actor de renombre, su historia no es trepidante, no tiene acción, sino todo lo contrario. Nos cuenta la historia de un tipo corriente, que vive una vida aburrida, pero que para él es suficiente… Hasta que comienzan a torcérsele las cosas.
La película tiene un ritmo pausado, demasiado lento en ocasiones, pero que logra reflejar y acentuar lo que está viviendo el personaje principal, un personaje de buenas intenciones, con el que nos podemos identificar en ciertos aspectos, pero que resulta ser patético.

De nuevo los hermanos Coen utilizan un humor negro (como casi siempre), pero más sutil de lo habitual; si le “pillas” el punto a la película estarás riéndote (o sonriendo) durante todo su metraje. Pero también es fácil que puedas aburrirte y pensar que es una película estúpida, insulsa, una broma. En mi caso me reí bastante y sólo me descolocó un poco toda la cultura judía, con su complicada terminología con la que no estoy familiarizado. Al final disfruté bastante de la película y creo que hay que darle una oportunidad, aunque sea una película extraña, pero con muy buen gusto en su realización.

Anuncios