Museo Reina Sofia, Madrid

1 11 2009

El otro día visité por primera vez el museo Reina Sofía de Madrid. No sé por qué he tardado tanto, quizás porque al final siempre he preferido ir al Prado, pero el caso es que debería de haber ido antes. Me arrepiento, pero afortunadamente puedo recuperar el tiempo con más visitas.
Sólo por ver el edificio por fuera, un antiguo hospital en el que se ha logrado mezclar con un estilo y matriales modernos, supone una visita obligada. Además, contemplar El Guernica con ese tampaño descomunal es un placer. Y aunque el arte moderno no es lo mío, reconozco lo atractiva que es la obra que se expone de Picasso, Miró y otros artistas. Como muestra os enseñó tres cuadros que me gustaron. Seguro que haré más visitas.